¿Qué es el ébola? - Síntomas y tratamientos

¿Qué es el ébola? - Síntomas y tratamientos

El Ébola es una enfermedad viral grave y, a menudo, mortal, que ha causado brotes devastadores en África desde su descubrimiento en 1976. Esta enfermedad es causada por el virus del Ébola, un filovirus que lleva el nombre del río Ébola en la República Democrática del Congo, donde se identificó por primera vez. 

 

Historia y Descubrimiento

 

El virus del Ébola fue descubierto en 1976 durante dos brotes simultáneos en Nzara, Sudán, y en Yambuku, República Democrática del Congo. El brote en Yambuku ocurrió en una aldea cerca del río Ébola, de donde proviene el nombre del virus. Desde entonces, se han identificado varios brotes, principalmente en África central y occidental.

 

Tipos de Virus del Ébola

 

Existen seis especies conocidas del virus del Ébola:

Zaire ebolavirus (EBOV): La especie más mortal, responsable de la mayoría de los brotes.
Sudán ebolavirus (SUDV): Causante de varios brotes significativos.
Taï Forest ebolavirus (TAFV): Menos común y menos estudiado.
Bundibugyo ebolavirus (BDBV): Descubierto en 2007 en Uganda.
Reston ebolavirus (RESTV): No se ha asociado con enfermedades humanas, pero ha causado infecciones en primates.
Bombali ebolavirus (BOMV): Recientemente descubierto en murciélagos en Sierra Leona.


Síntomas del Ébola

 

El periodo de incubación del virus del Ébola varía de 2 a 21 días. Los síntomas iniciales suelen ser similares a los de muchas enfermedades comunes, lo que puede dificultar el diagnóstico temprano. Estos síntomas incluyen:

 

Fiebre alta.
Dolor de cabeza severo.
Dolor muscular y articular.
Debilidad y fatiga.
Dolor de garganta.
Erupciones cutáneas.


A medida que la enfermedad progresa, los síntomas se vuelven más graves y pueden incluir:

Vómitos y diarrea intensos.
Dolor abdominal.
Sangrado interno y externo (hemorragias).
Insuficiencia renal y hepática.

El Ébola tiene una alta tasa de mortalidad, que puede oscilar entre el 25% y el 90%, dependiendo de la especie del virus y la rapidez con la que se reciba tratamiento médico.

 

Transmisión

 

El virus del Ébola se transmite a los humanos a través del contacto cercano con órganos, sangre, secreciones u otros fluidos corporales de animales infectados, como murciélagos frugívoros, que son considerados los hospedadores naturales del virus, así como primates como los chimpancés y gorilas. Una vez que un humano se infecta, el virus puede propagarse de persona a persona a través de:

 

Contacto directo con sangre o fluidos corporales de una persona infectada, viva o fallecida.
Superficies y materiales contaminados, como ropa de cama y agujas.


La enfermedad no se transmite por el aire, agua o alimentos, aunque en algunos brotes la carne de animales silvestres (bushmeat) ha sido una fuente de transmisión.

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico temprano del Ébola es crucial para controlar la propagación de la enfermedad. Sin embargo, debido a que los síntomas iniciales son similares a los de muchas otras enfermedades infecciosas, el diagnóstico clínico puede ser complicado. Las pruebas de laboratorio son esenciales y pueden incluir:

 

Pruebas de detección de antígenos.

 

Reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR).
Aislamiento del virus mediante cultivo celular.
Pruebas serológicas para detectar anticuerpos IgM e IgG.


Tratamiento

 

No existe un tratamiento específico completamente efectivo para el Ébola. Sin embargo, el tratamiento de soporte intensivo puede mejorar significativamente las tasas de supervivencia. Las medidas de tratamiento incluyen:

 

Rehidratación oral o intravenosa para tratar la deshidratación.
Administración de electrolitos para mantener el equilibrio de sales y minerales.
Medicamentos para mantener la presión arterial y oxigenación.
Tratamiento de infecciones concurrentes con antibióticos o antivirales.

En los últimos años, se han desarrollado terapias experimentales que han mostrado resultados prometedores. El suero de convaleciente, que contiene anticuerpos de pacientes recuperados, y los tratamientos antivirales como remdesivir, han sido utilizados en brotes recientes.

 

Prevención

 

La prevención del Ébola se centra en evitar el contacto con el virus y romper la cadena de transmisión. Las medidas preventivas incluyen:

 

Uso de equipos de protección personal (EPP) adecuado para los trabajadores de salud.
Implementación de procedimientos estrictos de control de infecciones en hospitales.
Educación y concienciación de la comunidad sobre los riesgos y métodos de transmisión.
Monitoreo y seguimiento de contactos de personas infectadas.

 

En diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la primera vacuna contra el Ébola, conocida como rVSV-ZEBOV. Esta vacuna ha sido implementada con éxito en brotes recientes, reduciendo significativamente la propagación del virus.

 

Impacto en la Salud Pública

 

El Ébola ha tenido un impacto devastador en las comunidades afectadas, no solo por las altas tasas de mortalidad, sino también por el colapso de los sistemas de salud y la interrupción de la vida económica y social. Los brotes más grandes, como el de África Occidental entre 2014 y 2016, resultaron en miles de muertes y generaron una crisis humanitaria de gran escala. La respuesta internacional ha sido crítica para controlar estos brotes, con la colaboración de gobiernos, organizaciones no gubernamentales (ONG) y organismos internacionales como la OMS y Médicos Sin Fronteras (MSF).

 

Los brotes de Ébola han resaltado la importancia de los sistemas de salud sólidos y la capacidad de respuesta rápida ante emergencias sanitarias. Algunas de las lecciones aprendidas incluyen:

 

La necesidad de fortalecer los sistemas de vigilancia y respuesta rápida.
La importancia de la coordinación internacional y la ayuda humanitaria.
El papel crucial de la comunicación y la educación comunitaria para prevenir la propagación del virus.
La inversión en investigación y desarrollo de tratamientos y vacunas.

 

A medida que el mundo enfrenta nuevos desafíos de salud pública, la experiencia con el Ébola proporciona un valioso marco para abordar futuras epidemias. La cooperación global y el compromiso continuo con la investigación científica son esenciales para proteger a las comunidades y prevenir brotes devastadores en el futuro.


ARTÍCULOS

Qué hacer en mi viaje por Punta Arenas, Chile

Qué hacer en mi viaje por Punta Arenas, Chile

Punta Arenas, la ciudad más grande y austral de Chile, se encuentra en la mágica región de la Patagonia. Conoce qué hace en tu visita a este hermoso lugar.

Mejores obras arquitectónicas chilenas - Mejores edificaciones en chile

Mejores obras arquitectónicas chilenas - Mejores edificaciones en chile

Explora la grandeza arquitectónica de Chile con los edificios más emblemáticos. de todo el país. Historia y belleza se unen.

Cómo es el proceso de elaboración del vino chileno?

Cómo es el proceso de elaboración del vino chileno?

El vino chileno es reconocido a nivel mundial por su calidad. Chile, con su variada geografía y clima, ofrece condiciones ideales para la viticultura.

¿Qué hacer en mi viaje por Viña del Mar, Chile?

¿Qué hacer en mi viaje por Viña del Mar, Chile?

Viña del Mar, conocida como la "Ciudad Jardín", es un destino que encanta a quienes tienen el privilegio de visitarla. Conoce esta belleza este 2024.

Cómo nació el Día del Baterista en Chile

Cómo nació el Día del Baterista en Chile

El Día del Baterista es una fecha especial conmemorativa del calendario de Chile. Aquí te contamos cómo nació, cuándo es y por qué se celebra.

Día internacional del hombres | ¿Cuándo y cómo se celebra?

Día internacional del hombres | ¿Cuándo y cómo se celebra?

El Día del Hombre, celebrado el 19 de noviembre en muchos países, es una ocasión para reflexionar sobre la masculinidad en la sociedad.

Suscribete a nuestro Boletín