Cómo organizar una cocina en pocos pasos: de la idea al hecho

Cómo organizar una cocina en pocos pasos: de la idea al hecho

Muchas veces, las revistas de decoración nos muestran hogares que parecen palacios; son lugares espaciosos, luminosos, llenos de habitaciones y con cocinas y baños que nos dejan con la boca abierta. Sin embargo, hay una realidad que sufrimos la mayoría de nosotros, y es la de que los espacios de los que disponemos no son tan gigantescos. Por ejemplo, las cocinas y cuartos de baño tienden a ser de un espacio más bien reducido donde guardar la vajilla, utensilios y demás objetos termina pareciéndose a un tetris nivel avanzado. Como sabemos que este es un mal que le sucede a un gran porcentaje de la población, aquí charlaremos un poco acerca de cómo optimizar uno de los espacios más difíciles en materia de orden: nuestras cocinas.

 

Primer punto a tener en cuenta

Si deseamos tener éxito con nuestro propósito, no podemos improvisar, pues, terminaremos más desorganizados de lo que estábamos al comienzo y acabaremos abandonando el proyecto. Entonces, para esquematizarse y que la tarea en cuestión no se vuelva una molestia, el primer ítem por el que podemos comenzar es conocer los metros que tiene nuestra cocina. Luego debemos ver el espacio de almacenamiento (alacenas, despensas, muebles, cajones, incluso la mesada) y, por último, ver cuáles son los utensilios, electrodomésticos y el espacio que ocupan. La cantidad de aparatos de cocina que existen actualmente son demasiado prácticos para el día a día: microondas, encimeras eléctricas, congeladoras y air fryers se están volviendo imprescindibles en nuestras vidas, pero, como contraposición, también ocupan bastante lugar, lo que significa menos espacio para destinar a otras cosas.

 

Segundo punto para una mejor organización

Organizar Cocina

Bien, una vez que conocemos con cuánto espacio contamos y ya tenemos una noción más clara de lo que hay en la cocina, nuestro segundo paso será pensar qué cosas de todas las que tenemos realmente nos sirve y le damos uso, y cuáles son los objetos que los tenemos por si en algún momento las necesitamos más que por su utilidad diaria (no es lo mismo un freezer o congelador vertical que utilizamos todos los días que una máquina de pop corn, seamos realistas). De una buena vez, debemos afrontar que muchas de esas cosas que guardamos “por las dudas” terminan siendo un juntadero de polvo que ocupan espacio útil para ollas u otros objetos que luego andan pululando por todas partes.

 

Tercer punto: dejar atrás lo que no nos sirve

Para muchos puede resultar un tanto difícil, pues, muchas veces y por más tonto que suene, los objetos no solo son utilitarios, sino que, también, tienen un valor sentimental para quienes los poseen. Un poco al estilo Marie Kondo, debemos comenzar a soltar lo que no nos resulta útil; aquellos electrodomésticos y cacharros que, por más apego simbólico que representan, son uno de los grandes obstáculos para una cocina bien organizada. Además, dejarlos ir no significa precisamente botarlos a la basura. Si se encuentran en buen estado, siempre habrá alguien que le sacará más provecho, mientras que nosotros liberamos un importante lugar.

 

Cuarto punto: electrodomésticos para espacios reducidos

Existen algunas cocinas con cierta amplitud que nos permiten colocar electrodomésticos de tamaño considerable sin que ello represente un problema, pero, no todos los hogares tienen ese privilegio; hay cocinas bastante pequeñas, de esas que parecen un cubito rubik, y en las que, con el simple hecho de dejar un par de platos sucios sobre de la mesada ya generamos un caos enorme. Obviamente, en una situación como esa, pensar en una gran heladera queda totalmente descartado; sí son divinas y todo, pero no nos ayudará en nada para ahorrar espacio. Sabemos que muchas personas suelen elaborar meal preps, por ejemplo, que luego mandan a congelar para tener siempre algo listo en el freezer. Para esos casos, existe el congelador vertical, un electrodoméstico muy conveniente para quienes, muchas veces, sacan más partido del freezer que de la heladera en sí.

 

Pero, ¿qué sucede si también necesitamos espacio para refrigeración?

No hay nada por qué preocuparse, pues, sabemos que hay cosas que no deben ir en la congeladora y que necesitan temperaturas un poco más moderadas. Existen muchos freezers a los que le puedes ajustar la temperatura. Incluso poseen compartimentos para todo tipo de alimento: cajones para frutas y vegetales, estantes para platos, tupperware y botellas, etc. Prácticamente, los congeladores verticales tienen las mismas características de una heladera convencional, pero con la ventaja de que, si es necesario, podemos hacer que los alimentos que deben conservarse a temperaturas menores a los diez grados centígrados, puedan almacenarse sin problemas. Sin lugar a dudas, estas congeladoras son ideales para nuestro plan de aprovechar el espacio.

 

Quinto punto: elegir la cocina que mejor se adapte al lugar disponible

Anteriormente mencionamos las cocinas pequeñas. Para estos casos, por ejemplo, tener una cocina con horno y todo puede resultar muy poco práctico, puesto que representa un treinta, a veces un cuarenta por ciento del espacio total de la cocina. Si esa es nuestra situación, una encimera eléctrica puede resultar la mejor elección: existen encimeras con solo dos quemadores, por ejemplo, lo que será de gran ayuda y ocupará muchísimo menos lugar. Lo bueno de estos prácticos aparatos es que podemos optar por uno eléctrico si nos resulta más cómodo, o por uno que funcione a gas, si somos un poquito más tradicionales. Encontraremos encimeras eléctricas para todos los gustos y preferencias.

 

Los electrodomésticos esenciales también pueden ocupar poco lugar

Como hemos visto, los dos elementos más importantes dentro de una cocina no tienen por qué representar un estorbo cuando los espacios son pequeños. Un freezer vertical es tan beneficioso como una heladera común, y una encimera (sea eléctrica o a gas, tenga uno, dos, tres o cuatro quemadores, será tanto más útil que una cocina tradicional, porque, a diferencia de esta, podremos instalarla en una mesada y aprovechar el espacio para otra cosa; por ejemplo, en ese lugar puede colocarse un rack destinado para una pequeña despensa, el horno eléctrico y el microondas.

 

Ser conscientes del espacio y aprovechar cada metro

Para resumir, lo más importante a la hora de organizarse es tener en cuenta cada lugar de la habitación que deseamos aprovechar. Con eso en mente y un poco de ingenio, podremos optimizar nuestro hogar para vivir de forma mucho más cómoda.


ARTÍCULOS

Tips y consejos para decorar tu habitación

Tips y consejos para decorar tu habitación

Descubre las mejores ideas de decoración para tu habitación y transforma tu espacio en un refugio personal. Consejos y tendencias de decoración.

¿Qué hacer en mi viaje por Arica, Chile?

¿Qué hacer en mi viaje por Arica, Chile?

Arica, la "Ciudad de la Eterna Primavera", se encuentra en el extremo norte de Chile, abrazada por el desierto más árido y acariciada por aguas del Pacífico.

Mejores playas de Chile para visitar

Mejores playas de Chile para visitar

Chile tiene unas hermosas playas y una gran diversidad geográfica que la hace un gran destino para visitar este 2024 en tus vacaciones.

¿Cuándo es el Día Mundial del Baloncesto?

¿Cuándo es el Día Mundial del Baloncesto?

Descubre la historia, impacto cultural y emocionantes momentos del baloncesto en el Día Mundial del Baloncesto. ¡Una celebración global del deporte!

¿Cómo hacer crecer las pestañas?

¿Cómo hacer crecer las pestañas?

Las pestañas largas y voluminosas son el deseo de muchas personas que buscan realzar su mirada y lograr un aspecto más expresivo.

Cuál es el origen del Día del Barros Luco en Chile

Cuál es el origen del Día del Barros Luco en Chile

El 9 de junio se celebra el Día del Barros Luco, una fecha especial que hará feliz a todos los amantes de la comida chilena. Descubre cómo nació aquí.

Suscribete a nuestro Boletín